ÍndicePortalBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Mezase Pokémon Master

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Jindai
Moderador
Moderador


Femenino
Cantidad de envíos : 245
Edad : 22
Localización : Pirámide Batalla
Fecha de inscripción : 08/09/2007

MensajeTema: Re: Mezase Pokémon Master   Jue 10 Abr 2008, 6:59 am

Eso no la había pensado, pero ok, lo haré.
Spoiler:
 
^^
Un nuevo edpisodio de mi fic, faltando aproximadamente siete u ocho para acabar con Hoenn y comenzar con una de las temporadas que más he estado trabajando: Battle Frontier


Capítulo 31: ¡Batalla en el gimnasio de Sootopolis! ¿O en un restaurante de Sootopolis? Para celos, ¿quien mejor que Juan?

Carolina ya sintió lo que es morirse, y también lo que es una mordida de sharpedo en el brazo, pero aún le falta una medalla y es lo que más le importa ahora. Aunque, también hay que curar a los pokémon
-Carolina, ¿recuerdas que me habías dicho antes de aparentemente morir?
-No recuerdo nada, pero no debe ser muy importante
-Nada importante… pero me habías dicho que… Olvídalo… Ya lo hiciste…
-El gimnasio esta tan cerca, solo consigo esta medalla y llegaré a la Liga Pokémon de Hoenn, ¡adelante!
-Pero, ¿no te duele nada? ¿Estas bien?
-Ya no me duele el brazo, también sanó así que no te preocupes

En el gimnasio había muchas chicas alrededor de alguien, al parecer un hombre que se acercaba a la puerta
-Buenos días, soy Juan, el líder de este gimnasio. Ellas son entrenadoras pokémon que se han quedado aquí, y tú, ¿quien eres?
-Yo me llamo Carolina Oak, vengo a retarte a una batalla para ganar la medalla lluvia
-Vaya que eres directa, eso me gusta, adelante, pasen

Juan se acercó mucho a Carolina, al parecer quería algo, pero nadie se atrevió a preguntar. Había muchas chicas esperando a Juan, al parecer admiradoras de él que se habían quedado a entrenar en su gimnasio. Miraban a Carolina y ella se ponía nerviosa, parecía que estaban celosas, en cambio, Brandon miraba a Juan y estaba celoso.
-Muy bien, si quieres tu medalla lluvia debemos pelear. Pero solo quiero apostar algo, claro para hacer esto más divertido. Si ganas te daré tu medalla y aparte te daré un pokémon, claro que no te diré que pokémon es, pero si pierdes, te quedarás en mi gimnasio para entrenar
-Al parecer así fue con todas ellas, está bien, ¡acepto la apuesta! ¡Comencemos ya!
-¡Muy bien, así me gusta! ¡Adelante whiscash!
-¡Lowe, a luchar ! ¡Usa hoja aguda!
-¡Whiscash hidropulso!
Whiscash usó hidropulso, casi no fue muy efectivo pero hoja aguda lo dejó casi débil, de todas formas, whiscash no tenia mucha oportunidad contra Lowe
-¡Lowe, usa giga drenado!
-¡Whiscash usa doble equipo!
Lowe no podía distinguir cual era el real, estaba un poco confundido
-¡Ahora whiscash, usa golpe cuerpo!
Lowe fue golpeado muy fuerte, pero se repuso rápido y atacó a su rival con giga drenado, ganando ese round.

-Regresa whiscash. Muy bien, ¡adelante kingdra!
-Los ataques de Lowe no causarán mucho daño en él...
-Tu sceptile tiene garra dragón, puedes usar ese ataque para dañarlo
-Gracias por el dato Brandon, muy bien Lowe ¡garra dragón!
-¡Kingdra, hidrobomba!
La hidrobomba de kingdra fue evadida por Lowe y mojó a las chicas que apoyaban a Juan las cuales se enojaron mucho, Lowe saltó muy alto y estaba preparándose para darle el golpe a kingdra, Juan ordenó a su kingdra que usara de nuevo hidrobomba pero Lowe ya había golpeado a kingdra
-¡Ahora Lowe, giga drenado!
-¡Kingdra rayo de hielo!

Lowe no pudo soportar el ataque de Kingdra y Kingdra tampoco pudo aguantar así que ambos perdieron ese round. Juan sacó a su milotic y Carolina uso a Ron, tenía excesiva confianza en él aunque nunca había participado en un duelo contra un líder de gimnasio.
-¡Ron, usa onda voltio!
-¡Milotic usa hidropulso!
Ron estaba a punto de usar onda voltio, pero Juan paró la batalla
-¿Pero? ¿Por qué detienes nuestra batalla?
-Milotic regresa. Antes de darte tu medalla, bueno, si es que logras vencerme. Quiero que nos conozcamos mejor, ya que puede que pases muchos años aquí conmigo. Te espero afuera del gimnasio a las ocho PM, y ponte una ropa bonita
-Pero…
-Vaya que arrogancia, si quieres puedo ahorrarte todo esto, lo reto a una batalla, ganarle será muy fácil, te doy la medalla y nos vamos
-Algo que he aprendido como entrenadora pokémon es correr todo tipo de riesgos… así que, ¡voy a ir con él!

Brandon estaba un poco molesto, así que decidió seguirlos el día en que saldrían juntos, o sea, al día siguiente. Carolina estaba un poco nerviosa, nunca en su vida había tenido una cita y esta sería la primera vez que saldría con una persona que no conocía. Además, no tenía mucha variación de ropa, sólo pudo encontrar un vestido negro corto y sin mangas. Suponiendo que Brandon se quedaría descansando en el centro pokémon ella dejó a su cargo sus pokémon. Cuando Carolina salió, Brandon guardó las pokébolas de Carolina en sus bolsillos y salió del centro pokémon.
Carolina estaba esperando a Juan enfrente del gimnasio, comenzó a sentir un poco de frío y en ese instante Juan llegó.
-Oye, ¿seguro que solamente saldremos a cenar?
-Sí, no te preocupes, yo nunca me aprovecharía de alguien tan joven como tú
Juan llevó a Carolina a un restaurante lujoso, y Brandon tuvo que desembolsar unos cuántos billetes para pasar ($T_T$)
-¿Y que te parece este lugar?
-Es muy bonito, nunca había estado en un lugar así de lujoso como este
-Es un lugar realmente caro y no dejan pasar a cualquier persona
-Eso parece, y también se refleja lo caro que esta todo esto en el menú

Mientras ellos hablaban, Brandon estaba sentado en una mesa un poco alejado de ellos, y en ese momento Hollie entra a aquel restaurante y al verlo se dirige hacia el
-Hola Brandon, hace tiempo que no nos vemos
-¿Qué haces por aquí?
-Quedé de verme con el líder de gimnasio aquí, pero creo que no va a venir
-Así que has venido a buscar a Juan…
-Sí, pero me encontré algo mucho mejor que él
-Me encantaría decir lo mismo…
-Oye… ¿esa no es acaso Carolina?
-Brillante deducción la tuya, al fin veo que usas el poco cerebro que tienes
-Tarado…

Mientras tanto, Juan estaba mirando como Carolina observaba maravillada el lugar.
En cambio, Hollie intentaba hacer plática con Brandon, quien no la escuchó y estaba al pendiente de las acciones de Juan. Pasadas unas horas después de que Juan y Carolina habían terminado de cenar.
Brandon seguía observándolos con mucho cuidado y cuando Carolina y Juan se fueron, el se levantó rápidamente de la mesa dejando a Hollie completamente sola.
Juan se quedó un momento observando la luna que se veía por aquel cráter que había, Carolina se quedó también mirando la luna.
Luego de unos minutos, Juan se paró enfrente de ella con la intención de darle un beso.
-Juan… yo no quiero… nada contigo…
-¿Por qué? ¿Porque todas las chicas de este lugar me buscan?
-No, es que yo… tengo a alguien…
-Entonces… tú no eres como las otras entrenadoras que han venido a desafiarme, tú no buscabas una cita conmigo ¿verdad?
-Yo sólo quiero mi medalla, era mi única razón de venir aunque otros piensen que no es así
-Entonces… tómala, la batalla que tuvimos anteriormente me demostró que eres una entrenadora muy poderosa así que no tendrás dificultad alguna en ganar en un reto como el de la Liga Pokémon
-Mi medalla lluvia… muchas gracias Juan

Carolina estaba emocionada por haber conseguido su medalla que abrazó a Juan, lo que Brandon vio y no le agradó mucho.
-¡Hey! Ver pero no tocar
-Brandon… tranquilo, no pasa nada
-Ya sé de quién se trata… Creo que yo estoy de más aquí, así que los dejo a solas. Supongo que hay muchas cosas de las que quieren hablar. Y por cierto, si quieren quedarse unos días más, habrá un festival el día de mañana.
-¿Un festival? ¡Suena divertido! Ven Brandon, vamos a dormir para estar listos el día de mañana
-¿Quieres ir a ese festival? Si quieres ir creo que esta bien…
-¡Ya ves! No estás enojado conmigo por abrazar a Juan

Próximo Capítulo: El amor en tiempos de luvdisc


Última edición por Jindai el Mar 08 Jul 2008, 2:07 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jindai
Moderador
Moderador


Femenino
Cantidad de envíos : 245
Edad : 22
Localización : Pirámide Batalla
Fecha de inscripción : 08/09/2007

MensajeTema: Re: Mezase Pokémon Master   Dom 01 Jun 2008, 7:26 am

Debido a mi estupidez histrionica (que nada tiene que ver) no pude vnir antes, pero aquí estoy.
Hoy, con un capítulo de relleno (Sí, igualito que en el anime) con el afán de hacer más capítulos de relleno XD


Capítulo 32: El amor en tiempos de luvdisc

Al día siguiente de conseguir su medalla lluvia, Carolina salió muy contenta del Centro Pokémon, en cambio, Brandon estaba bostezando ya que no pudo dormir pensando en lo que había pasado con el pequeño Neil, al parecer se había encariñado con él aunque nunca se lo demostró.
-Estas personas si que madrugan, a pesar de que groudon y kyogre estuvieron luchando ya están alistando todo para el festival (Aunque, creo que les importa más una fiesta que el que unos pokémon legendarios hayan estado aquí) –Dijo Carolina observando con felicidad a las personas
-Todavía falta mucho para que empiece, yo me voy a dormir otro rato –Dijo Brandon bostezando y regresando al Centro Pokémon
-No, no, no. Nada de que te vas a dormir, tú vienes conmigo –Dijo Carolina jalando a Brandon del brazo

Carolina llevó a Brandon a dar un paseo por toda la ciudad, ella iba muy contenta, jalando a Brandon, pero contenta. El en cambio estaba un poco somnoliento y sonrojado ya que cuando pasaban las personas los miraban y no tardaban en decir “Que pareja más linda hacen”
-Brandon, si estás incómodo te puedes ir –Le dijo Carolina
-¿Qué te ocurre? Hace unos momentos estabas muy contenta –Dijo Brandon
-Es que… la batalla contra groudon y kyogre… al finalizar no pude despedirme de Neil… Si quieres irte a dormir… ve –Dijo Carolina mirando el agua
-No… ya no tengo sueño. Pero, si quieres estar sola…
-Si… quiero estar sola un rato –Respondió ella

Carolina caminó hasta donde estaba el PokéMart y en aquel lugar se encontró a una chica que estaba un poco triste. Brandon se quedó en aquel lugar, mirando el agua y pensando en la batalla que había tenido contra esos pokémon legendarios y un chico llegó a sentarse cerca de él.
Carolina estaba observando a esa chica, cuando de repente ella notó su presencia.
-¿Se te ofrece algo? –Preguntó aquella chica
-No… nada. Sólo me preguntaba que estabas haciendo aquí –Respondió Carolina
-Yo… estaba… pensando en alguien –Respondió la chica
-Casi igual que yo, sólo que yo estaba pensando en un amigo pokémon –Respondió Carolina sentándose al lado de aquella chica
Mientras tanto, Brandon seguía distraído cuando aquel chico decidió hablarle ya que lo veía muy solo
-Hola, ¿Qué haces tan sólo aquí? –Preguntó aquel chico
-Yo, estoy pensando en alguien –Respondió Brandon
-Mira que cosas, yo también estaba pensando en alguien. Por cierto, soy Danny –Dijo Danny presentándose
-Yo, me llamo Brandon –Dijo el
-Y… ¿se puede saber en que persona estás pensando? –Preguntó Danny

Carolina estaba hablando con aquella chica para intentar alegrarla, lo cuál logro con mucho esfuerzo.
-Por cierto, me llamo Carolina Oak y vengo de Pueblo Paleta. Soy una entrenadora pokémon –Dijo Carolina
-Nunca había conocido a una entrenadora. Aunque si he escuchado de ellas. Yo me llamo Fanny y soy una coordinadora pokémon –Dijo Fanny
-Yo tengo un amigo coordinador. Se llama Leo…
-¿Leo Ragenant? Es el coordinador que más me gusta, tiene en su equipo muchos pokémon variados. Arcanine para los concursos de carisma, pelipper para los concursos de inteligencia, milotic para la belleza, pichu para la dulzura y nidoking para los de fuerza.
-¿Y blastoise? –Preguntó Carolina
- Blastoise es su “powerhouse”. Lo usa para cualquier concurso que quiera y para batallas contra líderes de gimnasio –Dijo Fanny
-Así que… Leo lucha contra líderes de gimnasio… es por eso que sus pokémon eran más fuertes aquella vez…
Fanny hablaba maravillas de Leo, mientras Carolina escuchaba, Brandon conversaba con Danny.
-Así que… eres un súper entrenador. Debes tener pokémon muy fuertes contigo, los más poderosos que hay –Dijo Danny
-Eso me dicen todos, aunque, creo que aún así no soy lo realmente bueno que soñé ser cuando aún era un entrenador que iniciaba su viaje. Quería ser reconocido por todos, pero ahora veo que casi nadie sabe quién soy –Dijo Brandon
-Pues… yo soy el entrenador más conocido de Sootopolis después de Juan, así que, si luchas conmigo tal vez así te conozcan aunque sea aquí –Dijo Danny decidido a ayudarle
-No, en serio. Si eres tan conocido, no quisiera que pierdas tanta fama en una sola batalla. Mis pokémon han sido entrenados con mucho cuidado… así que…
-¡Relicanth, yo te elijo! –Dijo Danny sacando a su pokémon
-Pero… no quiero luchar… Es que... aparte de que no tengo ganas sólo traigo a Rowan conmigo y no sería ningún beneficio para él salir a luchar luego de un día tan pesado

Mientras la batalla comenzaba, Fanny le contó a Carolina algo
-La verdad es que yo estoy enamorada de alguien. Uno de los entrenadores más fuertes de Sootopolis, Danny. Quería aprovechar hoy para darle un obsequio. Un luvdisc. –Dijo Fanny
-¿Un luvdisc? –Preguntó Carolina
-El festival del luvdisc no lo hacen sólo por querer fiesta. Hay un mito que dice que si le regalas un luvdisc a la persona que amas y que si esa también te ama, será un amor eterno el que los rodeará. Yo he conseguido un luvdisc… pero tengo miedo de dárselo a Danny. Tengo miedo de que lo rechace –Dijo Fanny
-No te preocupes, yo encontraré la forma de que le entregues ese pokémon a Danny

Entre tanto, Relicanth atacó sin que Brandon sacara algún pokémon, por lo que la gente estaba amontonada creyendo que relicanth lastimaría a Brandon. Pero en ese momento, Rowan apareció para defender a su entrenador
-¡Oye! ¡Nadie lastima a mi amiguito! –Dijo Rowan enfurecido
-Rowan… (Que vergüenza... prometió no volverme a decir "amiguito")
-Ahora… ¡sufrirás por haber intentado golpear a mi entrenador!

Rowan atacó con una garra dragón, dejando a relicanth debilitado con un solo golpe.
Danny no podía creer que Brandon tuviera en su poder a semejante pokémon, y menos las demás personas que comenzaron a adular “Al entrenador del rayquaza que habla”.

Horas más tarde, luego de terminar los preparativos, el festival daría comienzo.
Brandon estaba escondido de las personas, sobre todo de las chicas que querían darle un luvdisc.
Fanny estaba decidida a darle el luvdisc a Danny, a pesar de tener miedo quería más que nada que Danny se fijara en ella.
Carolina se alejó de Fanny para buscar a Brandon, aparte, Fanny se sentía más nerviosa si Carolina estaba ahí con ella en aquel momento ya que quería que fuera privado.
En ese momento, Carolina escuchó a alguien que la llamaba, tenía miedo de ver quién era, pero al escuchar que era Brandon, perdió el temor.
-Brandon, ¿Qué haces escondido entre los botes de basura? –Preguntó Carolina a Brandon
-Escondiéndome de algunas fans que ya tenía y de unas que gané hoy –Dijo Brandon
-Ah… bueno, entonces dejo que sigas escondido –Dijo Carolina
-No, espera. Quiero ir contigo, si nos ven juntos me dejarán en paz –Dijo Brandon

Fanny estaba parada enfrente de Danny, el cual la miraba con rareza.
-Si no se te ofrece nada, creo que mejor me voy –Dijo Danny
-Espera… yo quería decirte que… desde hace tiempo… cuando te conocí, supe que serías una persona muy importante en mi vida, y lo eres. Yo siempre intenté acercarme a ti, pero tenías tantas admiradoras que ni tiempo de ver que yo existo tenías. Ahora que estamos aquí solos… quiero darte esto… -Dijo Fanny, extendiendo su mano en la que tenía la pokébola de luvdisc
-¿Una pokébola?
-Si, me esforcé mucho para obtener a ese pokémon. Me llevó mucho tiempo atraparlo, pero lo logré y ahora quiero que te lo quedes –Dijo Fanny
Danny liberó al pokémon, y se sorprendió al ver a un luvdisc salir de esa pokébola.
-Este es… un luvdisc…

Entre tanto, Carolina le había contado a Brandon lo que había pasado cuando ella conoció a Fanny y de cómo intentó ayudarla para vencer aquel miedo que tenía.
-Entonces, has servido como un cupido el día de hoy –Dijo Brandon
-Eso creo. Y se siente bien ayudar a las personas en casos como estos –Aseguró Carolina mirando a Danny y Fanny juntos y sonriendo
-Creo que ya es momento de irnos. Pienso que estas impaciente por llegar a la liga pokémon de Hoenn –Dijo Brandon
-Sí, quiero comenzar con mis batallas en la liga pokémon –Afirmó Carolina

Carolina y Brandon se marcharon hacia el Camino de la Victoria, pensando en las batallas que Carolina enfrentaría en la liga pokémon de Hoenn…

Próximo Capítulo: ¡Usemos buceo y recuperemos las medallas!


Última edición por Jindai el Mar 08 Jul 2008, 2:12 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jindai
Moderador
Moderador


Femenino
Cantidad de envíos : 245
Edad : 22
Localización : Pirámide Batalla
Fecha de inscripción : 08/09/2007

MensajeTema: Re: Mezase Pokémon Master   Jue 12 Jun 2008, 7:33 am

Antes de irme, decidí traer otro capítulo. (Que intenciones las mías XD)

Capítulo 34: ¡Usemos buceo y recuperemos las medallas!

Luego de obtener la medalla lluvia de Sootopolis y haber estado en un festival en honor a los luvdisc, Carolina y Brandon continúan con su viaje, faltando poco para llegar a Ciudad Ever Grande.
Esta vez, Carolina va acompañada de Ron y surfeando en Cris.
-¿Segura que no pasará nada si viajas así?
-Brandon, todo está bajo control. Cris, Ron y yo estamos en perfecto equilibrio
-Yo creo que deberías venir con nosotros, es más seguro
-No te preocupes tanto, no pasa nada
En ese momento, unos wailmer que iban nadando chocaron contra Cris, haciendo que Carolina y Ron cayeran al agua, pero en esa caída, las medallas de Carolina desaparecieron y dos pokémon las tomaron, huyendo luego con ellas.
Carolina estaba medio enojada consigo misma por haber perdido de esa forma sus medallas.
-Te dije que no era seguro
-Y veo que tenías razón…
-No te preocupes, vamos a recuperar tus medallas. Si cayeron al agua entonces podemos usar buceo
-¿Buceo?
-Sí, sólo necesitamos a un pokémon que use buceo, lo demás yo lo arreglo… debe haber algo en mi mochila
-Ron y Cris tienen esa habilidad
-Bien. Entonces no necesitamos a Rowan. Regresa a tu pokébola
-Sí, nos vemos al rato compadre
-¿Desde cuando me dice compadre? No importa… Toma estos googles, es lo único que necesitamos
-Pero ¿No nos ahogaremos?
-No. El buceo con un pokémon es muy diferente al buceo con un equipo de diversos materiales que a veces te dificultan la huída si te persigue algún pokémon peligroso
-Tú eres el que tiene más experiencia, así que ¡Ron, usa buceo!
-Parece que tú y yo estamos juntos en esto. Chris, ¡usa buceo!

Carolina se sostuvo de Ron y Brandon de Cris.
Cris y Ron se lanzaron al agua con mucha fuerza, y así, estuvieron bajo el agua.
Carolina observó a los pokémon, tales como huntail y gorebyss, conviviendo sin batallas.
Y los demás pokémon que habitaban parecían realmente contentos de estar ahí.
Carolina los observaba con asombro, y por momentos se olvidó de sus medallas perdidas.
Entre tanto, Brandon observó una figura que parecía reconocer y pidió a Cris que lo llevara hacia aquel lugar.
-Oye, Brandon ¿No te parece espectacular todo esto? ¿Brandon? ¿Y ahora, donde se habrá metido? Ron, vamos a buscarlo

Carolina estaba muy preocupada, pues su compañero y su pokémon desaparecieron repentinamente.
Pero pronto, ella vio que ambos estaban con un pokémon al que reconoció rápidamente.
Cris se dirigió a ella y le entregó cuatro de sus medallas.
Medalla Roca de Roxxane, Medalla Pluma de Winona, Medalla Calor de Flannery y Medalla Mente de Tate y Liza.
-Mis medallas… ¡Muchas gracias por encontrarlas, Steward! Aunque, aun me pregunto en donde estarán las otras
-Steward cree saber en donde, sólo debemos seguirlo
-¡Bien! ¡Guíanos por favor, Steward!
-Muchas gracias Chris, pero ahora que he encontrado a Steward creo que debes volver con Carolina
Steward nadó con velocidad y Ron apenas podía seguir a su paso. A pesar de estar muy abajo, la presión marina no dañaba para nada a Carolina, y pues, Brandon ya había buceado antes con sus pokémon.
Steward los condujo hasta una caverna que estaba relativamente escondida
-¿Este es el lugar?
-Ya recuerdo… esta es la Cueva Abisal. Este lugar es el hogar de Steward
-¿Aquí? Pues si que estaba escondido. Con razón casi nadie ha visto a Steward... Entremos, posiblemente aquí tenga mis medallas

Los dos entraron y Steward se fue por un camino de agua. Carolina observaba aquel lugar, lleno de zubat, golbat, aron y lairon. Aunque, al parecer, estos no tenían intenciones de hacerles daño alguno, pues eran unos pokémon muy amistosos.
El tramo era un poco largo y llegaron a un lugar en el que había muchas rocas para romper y mover
-Ron ¿Podrías encargarte de mover esas rocas? Bannister, rompe esas rocas, por favor
-Hace mucho que no venía por aquí…
-Es un lugar muy grande, y lleno de pokémon tan amables
-Recuerdo que cuando vine a este lugar esos pokémon casi me matan, pero por suerte mi compañero dusclops me salvó
-Por cierto, ¿Qué pokémon atrapaste en Hoenn?
-A todos… Se diría que me faltaron cuatro para tener completa la “colección”
-¡¿A casi todos?! Entonces, tu equipo pokémon
-Veamos... eran dusclops, solrock, ninjask, swampert, umbreon y milotic. Aunque terminé regalando al milotic a una persona, de todas formas, ese pokémon era muy orgulloso y nunca dejaba que lo cuidara así que luego de regalarlo traje un salamence
-¿El mismo que usaste la primera vez que luchaste contra Brendan?
-No, aunque Noland pudo haberme dado el mío, tiene tantos salamence…
-Al parecer ya han terminado con esas rocas, así que continuemos

Aquel lugar parecía una especie de laberinto, pues entraban a un lugar, salían por otro, volvían a cruzar y se encontraban en otro lugar parecido al anterior. Fue un tramo tedioso, pero fue más reconfortante el llegar a un lugar más tranquilo, al parecer era más tranquilo…
Así que aquí se detuvieron a descansar un rato para luego continuar con su caminata.
Y mientras conversaban sobre los pokémon de la región Hoenn, Ron se sintió atraído por una presencia muy fuerte, e incluso escuchó a aquel pokémon llamarlo…
-Ron, ven, tenemos que continuar con este camino

Carolina tomó a Ron entre sus brazos y así lo llevó, pero a Ron seguía inquietándole aquella presencia. Continuando con su camino, se hallaron pronto en un lugar repleto de agua, Ron volvió a sentir aquella presencia y comenzó a correr, pero al intentar nadar fue jalado por la fuerte corriente del agua.
-¡Ron!
-¡Rowan, ve y salva a Ron!
-Enano… si no sabes nadar no te avientes al agua
Rowan tomó a Ron, pero de pronto sintió una extraña fuerza que le hizo soltar a Ron y hacer que el también fuera arrastrado por la corriente.
-¡Rowan! ¿Y ahora que puedo hacer?
-Apuesto que será divertido esto… ¡Vamos por ellos!
-Pero…
-Sé que sería peligroso, pero también parece emocionante. El peligro es lo que le pone emoción a las cosas. ¿Acaso no recuerdas tus días de entrenador?
-Luchar con mis amigos pokémon… protegerlos cuando estaban heridos… no perder fe en ellos y creer en ellos… ¡Rowan! ¡Aguanta un poco, ya voy por ti!

Carolina y Brandon se prepararon para lanzarse al agua, Carolina no tendría problema, ya que Ron es pequeño y puede cargarlo, pero Rowan…
-Hubiera sido más fácil que me regresaras a mi pokébola
-Sí, pero el agua te jala tan rápido que me es imposible hacerlo
-Ron… un poco más…
-Rowan… acércate un poco más…
-Ron… ya esta… ahora ya estamos juntos de nuevo
Cuando Carolina tomó a Ron, a Brandon se le ocurrió hundirse en el agua... ¿Se le ocurrió, o se estaba ahogando por la corriente del agua?
Rowan se preocupó mucho por él...
-¡Brandon! ¿Dónde estás? ¡Esto no es divertido!
-Rowan…
-¿Qué ocurre? ¡Brandon!
Carolina le señaló a Rowan donde estaba Brandon, pero Rowan no vio nada… aunque al fijarse mejor vio como su entrenador flotaba, pero…
-Brandon… ¿estás bien?
Rowan lo sacó del agua, lo movió intentando hacer que despertara, pero no logró nada
-Brandon… jefecito… jefe… jefazo… Brandon… no puedes… estar muerto… y por mi culpa…
-Rowan...
-¡Brandon! ¿Te encuentras bien?
-Rowan… quisiera pedirte que…
-¡Dime! ¡Haré todo lo que me pidas!
-Quiero que… quiero más que nada que… ¡Dejes de estar jugando! ¿Crees acaso que me voy a morir de una forma tan tonta? Mejor que nadie has de conocer que sé nadar. Y que eso te sirva para que no vuelvas a preocuparme
-¡Jefe! ¡Por eso te quiero tanto! Tú si que aguantas todo... ¡Incluso a mí! ¡Becho, abacho y apapacho!
-Deja de estar de empalagoso y sácanos de aquí
-¡A la orden mi general!

Rowan se apresuró y los tomó para sacarlos de aquel lugar, al estar en tierra firme Ron continuó corriendo, haciendo que Carolina y Brandon lo persiguieran. Él los llevó hasta un extraño lugar, cubierto con rocas azules y rojas. Y había una parte cubierta de lava y otra de agua, por donde Steward apareció. Ron comenzó a alterarse un poco y estaba preparándose para luchar. En eso, un temblor comenzó a sentirse y aquella lava comenzó a ebullir. De pronto, se escuchó un fuerte rugido mientras la lava se revolvía.
Una figura, aproximadamente del tamaño de un meganium, se abría paso entre tanta lava, Ron parecía crisparse más y de pronto apareció aquel pokémon…
-¡Neil! ¡Creí que no te volvería a ver! Estás más grande que la última vez que te vi, tu mamá debe alimentarte bien, a comparación mía, yo sigo estando enana T_T
-Neil, me alegra tanto que estés bien. Aunque nunca te pude decir lo que yo…
-Yo… sé… bien… de… que… hablas…
-Neil, ¿Has visto mis medallas?
-¿Medallas…?
Neil le mostró lo que traía en una de sus manos, Medalla Puño de Brawly, Medalla Dinamo de Wattson, Medalla Balance de Norman y Medalla Lluvia de Juan.
-¡Así que tu las tenías! Que bien
-Steward y yo… las recibimos de unos pokémon… eran muy parecidos… y dijeron que… tenían como misión unir a…
-No importa Neil, me alegra haberte visto
-¿Cómo vamos a salir de aquí?
-Se supone que tú sabes por donde veníamos y además tú ya estuviste aquí
-Sí pero, ya se me olvidó
-Yo puedo ayudarlos, pero todo tiene su precio
-Rowan…
-Lo siento, es que siempre quise decir eso
-Rowan… ¡Eres un gran pokémon! ¡Quisiera ser como tú algún día!
-Neil, se ve que no sabes ni que dices
-Mi pequeño fan, para ser cómo yo tienes que trabajar mucho y hacerte más fuerte. Eso significa que debes pelear. Sé que en el futuro podrás vencer a cualquiera, mira esos dientes, ya han crecido mucho, cuando aparezcas en tierra firme, podrás intimidar a cualquiera.
-Me hubiera gustado haber estado más tiempo aquí contigo, pero nos tenemos que ir
-¿Ir?
-Sí, tenemos que ir a la Liga Pokémon
-Pero, espero que nos veamos en otro momento
-Yo… también…

Carolina le dio un abrazo de despedida a Neil, Brandon se despidió de su amigo Steward, y luego, Rowan los sacó…
Al estar en el exterior, Carolina recordó la primera vez que vio a Neil.
-La Liga Pokémon de Hoenn… Ya quiero luchar contra la Elite Four…

Próximo Capítulo: Caminito de la Liga, apurándose a llegar, con el poder en tu mano, los peligros saltarás

Me equivoqué… Ahora sí:

Próximo Capítulo: El accidentado viaje a la Liga Hoenn
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Mezase Pokémon Master   Hoy a las 1:41 pm

Volver arriba Ir abajo
 
Mezase Pokémon Master
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» Piano Master - Demo -
» lIga master/Modo manager
» Pokémon: ediciones X e Y, en 3DS
» Armadura de Master Chief (MJORLNIR Mk. VI) versión LEGO
» Guía para los Master Roll

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Seiyuulat :: Off topic :: Fan Fics-
Cambiar a: